No me he animado a escribir el primer eNews de 2021 hasta que hubiera noticias que indujeran al optimismo. Pero estamos en febrero y no las hay, la incompetencia pública gestionando la pandemia sigue a sus niveles máximos, ahora llevados al paroxismo con el proceso de vacunación. Así que me veo forzado a escribir con tono negativo y poner de manifiesto lo que no se está haciendo:

No se está llevando un ritmo de vacunación que permita llegar al verano con un 70 por ciento de la población vacunada. Reino Unido sí va por buen camino y Alemania seguro que acelera, por lo que está en manos de España hacer nuestros deberes para que nuestros dos mercados emisores claves elijan España como destino prioritario otra vez desde este verano.

No se están fijando estrategias específicas de vacunación en islas turísticas (Canarias, Baleares, etc..) que permitan que en las mismas se alcancen porcentajes de casi saturación de vacunación antes del verano.

– No se está controlando a quienes ya han pasado la enfermedad y generado anticuerpos, ya que contribuyen a la inmunidad de rebaño puesto que su número es cada vez mayor.

– No se han fijado estrategias serias y consistentes para controlar que TODAS las personas que accedan a un aeropuerto, puerto o estación desde fuera de España deban presentar un justificante de vacunación o de test de antígenos o PCR negativo o demostración de inmunidad. Estamos expuestos a nuevas infecciones.

– No hay planes de ayuda serios para el sector turístico, como en Alemania. La industria se apoya en los ERTES y en los prestamos ICO, que son comunes a todos los sectores y que no reflejan el impacto brutal que ha tenido la pandemia en el turismo. El olvido de las agencias de viajes es vergonzoso.

– Se repite el error del 8M con el 14F, con el agravante de que ha pasado casi un año y hay 95.000 muertos. Se han permitido mítines e incluso que vayan a votar los contagiados.

– No se han diseñado los nuevos procesos para los viajeros, especialmente en los aeropuertos, en relación al cumplimiento de sus requisitos para entrar y salir de España. No resolver esa logística provocará que cuando se levanten las restricciones se generen colas kilométricas y esperas de horas en los aeropuertos, que supondrán un notable obstáculo para los viajes.

– La actitud de muchos políticos hacia el Turismo sigue siendo patética, demostrando su ignorancia sobre su verdadera repercusión económica y social.

– Del CSIC sólo escuchamos comentarios a posteriori, redundantes y de escasa utilidad para superar la pandemia. Por supuesto, no somos uno de los países que ha sido capaz de desarrollar una vacuna. Y del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, mejor ni hablar, porque es de vergüenza ajena.